Wifix
1/10/2018

Al momento de ver películas o videos online, ¿estos se ven de forma interrumpida o no logran reproducirse en alta calidad? ¿Tus descargas se ralentizan o tardan más de lo que deberían? ¿Tus video llamadas se cortan de forma inesperada?

A pesar de abonar mensualmente considerables sumas de dinero por un servicio que promete darnos acceso a una red de internet de alta velocidad y buena cobertura, es muy frecuente encontrarse con estos problemas en las redes de internet de nuestros hogares. Si bien estos servicios ofrecen una determinada velocidad de conexión, al momento de utilizar nuestros dispositivos, esta puede verse considerablemente disminuida en caso de que las redes WiFi no estén para cada espacio específico. ¿Cómo podemos mejorar esto? En este artículo te enseñaremos cuales son las causas de los inconvenientes mencionados, y algunos consejos u alternativas efectivas para resolverlos y obtener una red que funcione correctamente, adaptable a las características específicas de tu hogar, lo cual es sumamente necesario y útil para la vida actual.

Hasta hace unos pocos años, un simple router era suficiente para cubrir la red de todo un hogar de tamaño promedio (alcanza un perímetro aproximado de 50m2), pero hoy en día con la existencia de diversas plataformas digitales y entretenimiento para todo tipo de públicos, tales como Netflix, YouTube, redes sociales, monitoreo de cámaras, streaming y video llamadas, entre otros, cada vez es mayor el ancho de banda que se necesita para que nuestras redes puedan soportar la utilización de las mismas. Esto es un fenómeno que continuará expandiéndose en el futuro, y por más de que los dispositivos indiquen que el nivel de señal es alto, esto no significa que el ancho de banda sea suficiente. Además de esto, existen muchos factores estructurales de las casas o edificios, tales como el grosor de las paredes o sus materiales de construcción, que disminuyen la cobertura y calidad de la señal inalámbrica.

En primer lugar, es importante mantener los dispositivos que proporcionan conectividad (router, repetidor, modem, etc.) lejos de otros artefactos electrónicos como el microondas, ya que este interfiere en las frecuencias y bloquea gran parte de la señal. Por otro lado, en caso de que haya sectores de la casa o departamento en donde no llegue la señal o la misma sea débil, se sugiere considerar la instalación de repetidores o extensores wifi, una alternativa accesible que puede fortalecer la intensidad de señal en los puntos muertos.

Sin embargo, la mejor opción y de mayor efectividad para lograr un funcionamiento óptimo de la red WiFi en espacios de mediana y gran magnitud, es la implementación de un sistema de enlace. Este consiste en la implementación de dos o más dispositivos de tipo enrutador, distribuidos de forma personalizada según el espacio, que están interconectados a través de redes inalámbricas o cableadas y permitan acceder a una misma conexión WiFi de máxima velocidad y sin interrupciones a lo largo de todo un espacio, sin importar la magnitud del mismo (Desde 50 hasta más de 500m2). Esta instalación también permite unificar el ancho de banda de dos o más servicios distintos de internet, programar un acceso de alta velocidad y otro secundario como backup, y activar hasta 8 redes independientes de forma simultánea. Además de su utilización en hogares, estas son características ideales para espacios con mucho tránsito de personas, tales como edificios, empresas o negocios, locales, aeropuertos, shoppings, etc.

Para que el sistema funcione de forma efectiva, es importante que la instalación se efectúe correctamente por un especialista en redes y enlaces WiFi, ya que la calidad de los equipos y la planificación personalizada según cada espacio, son aspectos imprescindibles. Los equipos deben ser preferentemente “dual-band”, trabajan en 2.4ghz y en 5.6ghz, lo cual significa que tienen mayor ancho de banda y canales disponibles: estas representan las frecuencias que se utilizan las redes, su variedad permite que estas no se superpongan con las redes cercanas ni con otros dispositivos.

Si bien existe la creencia de que este tipo de sistemas requieren de un gran presupuesto, esto no es cierto ya que hoy en día existen en el mercado distintos equipos accesibles tanto para hogares pequeños como grandes edificios. Además, esta representa una opción de alta durabilidad que funciona como inversión a futuro.